Grefusa instala placas fotovoltaicas para ahorrar energía

Al entrar en la web de Grefusa se puede leer un mensaje “Dejamos huella positiva”. Y la marca va a continuar apostando por esta forma de ayudar al medio ambiente con la adopción de placas fotovoltaicas para su fábrica de Alzira. La operación tendrá una inversión de 600.000 euros, pero se verá compensada en poco tiempo gracias a que, de esta forma, obtendrán toda la energía que necesitarán las instalaciones.

Gracias a este sistema de autoconsumo, Grefusa estará dando su apoyo al medio ambiente tal y como ha venido haciendo con otras iniciativas similares que les han colocado en un perfil de empresa ecológica. En este caso se ve como una gran victoria a la vista de lo bien que les va a resultar a corto y largo plazo.

Por ejemplo, se estima que el ahorro en emisiones será de 584 toneladas de CO2, lo que ayudará al planeta a respirar un poco más tranquilo. Bajo esta filosofía, las demás empresas y fábricas del mundo entero solo tendrían que tomar una decisión como esta para que, poco a poco, el medio ambiente pudiera encontrarse en un mejor estado de conservación.

Para llevar a cabo el proceso de instalación se ha contratado los servicios de Grupotec, quien procederá a la instalación de 2140 módulos con potencia de 1145 kilovatios. La previsión es que todo esté en funcionamiento a final del presente año 2021, con la misión de que Grefusa pueda ahorrar lo antes posible y así hacer su parte en la defensa del planeta.

Esta es una de las decisiones que Grefusa va a llevar a cabo para que, de aquí a 2023, puedan haber reducido todo su consumo energético en un 20%. La buena noticia es que no sería de extrañar que otras muchas compañías sigan sus pasos para introducir formas más ecológicas de alimentar la energía que se usa en sus fábricas.

Deja una respuesta