La venta de coches vive una crisis terrible

El año 2021 fue malísimo para el mercado del automóvil en España, pero 2022 no está siendo mejor. La situación continúa siendo crítica y deja claro que va a tener que pasar un largo periodo de tiempo hasta que el mercado se recupere. En enero de 2022 se vendieron poco más de 40 mil turismos en España, una cifra impensable antes de que se produjera esta crisis.

El coronavirus ha empujado al mercado contra las cuerdas de forma drástica. Muchos fabricantes entran en pánico cada vez que ven las cifras y que el sector no remonta. En parte se debe al desinterés de los propios conductores, que no se encuentran pensando precisamente en el cambio de vehículo. Pero otra gran parte de la responsabilidad está en la falta de chips que está sufriendo el mercado.

Lo cierto es que, en realidad, no son pocos los que argumentan que comprarían un coche si pudieran acceder a él. En multitud de concesionarios se están dando plazos muy largos para la entrega de los vehículos, y no es algo que esté convenciendo a los clientes. El problema viene del extranjero, dado que hay escasez de chips que impiden finalizar los vehículos con todos sus componentes.

La empresa líder en España está siendo Toyota, la empresa japonesa que continúa dando salida a sus híbridos con muy buenos resultados. Esto se encuentra en contraposición a cifras de otros fabricantes que han apostado más por el vehículo eléctrico y que no han llegado a cumplir sus objetivos. Se demuestra que el país no está volcado en el modelo eléctrico y que, hoy por hoy, la mayor demanda está relacionada con los vehículos híbridos.

El mercado no parece que vaya a cambiar drásticamente en los próximos meses, por lo que es muy probable que 2022 termine con unas cifras, en general, mejorables. Está por ver si hay una sorpresa a partir del verano.

Deja una respuesta