Las botellas de Coca-Cola ahora sirven para fabricar bolsos

El reciclaje vuelve a ser noticia. En esta ocasión la empresa de bolsos Kipling ha conseguido sorprender al mundo anunciando una colaboración con la marca de bebidas Coca-Cola para el uso de sus botellas en el proceso de fabricación de bolsos reciclados. Llegan a las tiendas en enero y prometen convertirse en tendencia por su diseño y estilo.

La compañía, de origen belga, ha mencionado la responsabilidad que sienten con el mundo y con la forma en la que aportan su granito de arena para proteger el medio ambiente. Por ello quieren hacer todo lo posible en el proceso de reducir la huella que dejan en el planeta con la fabricación de sus productos. Y al mismo tiempo, van a aprovechar los envases de Coca-Cola para ayudar al mundo de forma relacionada reutilizando las botellas de esta conocida empresa de bebidas.

La colección completa de Kipling ha utilizado 272.129 botellas de Coca-Cola que, de esta forma, han ayudado al medio ambiente de una manera de lo más particular. La colección de bolsos está formada por distintos diseños que reflejan el estilo de la marca de bebidas, así como sus colores. El rojo y el negro se convierten en protagonistas de unos bolsos que se ven complementados con carteras, riñoneras, bandoleras y mochilas que siguen las reglas con las que la colección ha sido diseñada.

Por supuesto, todos estos bolsos incorporan también el característico muñequito de mono que tienen todos los bolsos de Kipling y que les ayuda a identificar la marca. La particularidad es que, en este caso, los monos son totalmente rojos o totalmente negros, haciendo honor así al diseño de la bebida.

Los precios de los bolsos rondan los 100 euros, demostrando la marca belga que incluso trabajando con productos reciclados se pueden llegar a diseñar artículos de categoría, exclusividad y lujo.

Deja una respuesta